viernes, 11 de noviembre de 2011

Difícil es ser otoño, fácil ser primavera. (Pablo Neruda)


Cuando pensamos que todos los colores estan inventados, aparece el otoño con sus naranjas, rojos, amarillos, marrones de mil matices y brillos...

Otoño1

El otoño se expresa con toda su fuerza en las hojas amarillentas de los árboles, creando un paisaje mágico y sugestivo, digno de los mejores pintores impresionistas. Magníficas arboledas, auténticos y tupidos bosques que tienen la cualidad de crear hermosos paisajes, inspirar grandes sentimientos y evocar etapas felices. En toda época del año resultan magníficos. 
Sin embargo, adentrarse por un bosque mixto, de árboles caducifolios es una experiencia que en otoño resulta casi mística. Al acortarse las horas de luz solar, la función clorofílica deja paso al descanso anual de estos espectaculares árboles que van sustituyendo poco a poco el verde de sus hojas por otros pigmentos de variados colores.

Como pintora, me intereso por los pigmentos que son los culpables de esta combinación cromática capaz de deslumbrar por su belleza.


La carotina, tiene un ciclo de permanencia en las hojas más largo que la clorofila y por eso cuando ésta va desapareciendo, el color verde que le es propio va siendo sustituido por el amarillo que da paso al anaranjado y a los tonos ocres, tostados, marrones y cafés.


Más adelante llega el momento de que entre en acción la antocianina. Es entonces cuando se suman a la paleta de colores los rojos, azules y púrpuras.


Rojo

Es el momento en que el otoño regala sus mejores vestiduras a unos árboles que luego, dejarán caer todas sus hojas y se adormecerán durante el invierno para despertar con sus energías renovadas al canto de la primavera.

Otoño7

Y de nuevo comenzará el verdor a cubrir los montes en que habitan. Y los cursos de los ríos, ricos en árboles cuyo follaje hace las delicias visuales de cualquier paseante.
Acacias, arces, castaños, alisos, abedules, hayas, fresnos, manzanos, moreras, álamos, ciruelos, cerezos, perales, robles, sauces, serbales, olmos y tantos otros cuyas hojas alfombran los suelos transformándolos en un tapiz de bellos colores matizados por el tiempo.
El tiempo de otoño nos trae un espectacular regalo visual a través de nuestros paisajes.




Pin It

miércoles, 12 de octubre de 2011

Velazquez en la mente - Olvidando a Velazquez

Entre agosto y diciembre de 1957, en su estudio de La Californie, en Cannes, Picasso emprendió un exhaustivo análisis de Las Meninas de Velázquez en la línea de las interpretaciones de obras de grandes artistas (Manet, Courbet, Poussin, Delacroix, El Greco, Cranach…) que realizó a partir del final de la segunda guerra mundial. Esta serie de cincuenta y ocho óleos, integrada por cuarenta y cuatro interpretaciones de la obra de Velázquez, nueve Pichones, tres paisajes y dos interpretaciones libres, fue donada íntegramente por el artista al Museu Picasso de Barcelona en 1968.


Pórtico de la Luz


El mismo Picasso nos explicó cuál era su actitud de partida a la hora de realizar esta serie, tal como recogió Sabartés en su libro L’Atelier de Picasso, publicado en 1952: «Si uno se pusiera a copiar Las Meninas, de toda buena fe, pongamos por caso, al llegar a cierto punto y si el que copiase fuese yo, me diría: ¿Qué tal sería poner a ésa un poquitín más a la derecha o a la izquierda? Y probaría a hacerlo a mi manera, olvidando a Velázquez.»

Después de la Luz

También Sargent quedó impresionado por la obra de Velázquez.
Para él, Velázquez era Dios y su obra sagrada, Las meninas.
Viajó numerosas veces a Madrid para copiar la obra. El registro de visitas del museo recoge tres entradas en diferentes fechas. De estas visitas se llevó la esencia misma de esta obra en su corazón para poder plasmarla en el lienzo, y ésto lo cambió todo, su estilo, su forma de concebir las obras, los colores, el fondo y la forma y sobretodo centrar el personaje más importante de la misma aunque no estuviese en su eje principal propiamente dicho.

Dalí, Richard Hamilton, Saura, Miró...

Más allá de su estatus de monumento al arte mismo de la pintura, Las Meninas ha fascinado a jóvenes generaciones de artistas por los misterios de percepción y reflexión que encierra, el enigma de la relación dinámica que establece entre el artista, la obra y su público, y la introducción autorreferencial en el lienzo de su propio proceso de creación.
Antes de tomarme unos días de descanso os dejo mis andadas por la obra de Velazquez. Fué una trabajo-divertimento que acabó plasmado en una exposición de grabados, Más allá de la Luz.
Todos ellos realizados sobre una matriz de hierro y en técnica de Aguatinta al azucar y estampados a 2 o 3 tintas. Espero que os gusten. Y nos vemos a la vuelta ;-)








Pin It

martes, 4 de octubre de 2011

Cuando el vacío es plenitud

Flores de agua y viento


El nombre de "acuarela" deriva de su vehículo básico: el agua, utilizada para mezclar, diluir y aglutinar los pigmentos. Estos corren fluyendo a través del soporte sobre el cual son aplicados (generalmente papel) y se depositan sobre el mismo. Esencialmente los colores que se usan tienen la especial cualidad de la transparencia, cualidad que caracteriza a esta bella técnica y va a condicionar mucho de su forma expresiva. El mayor o menor grado de transparencia u opacidad de los colores dependerá de la forma y cantidad con que se aplique el agua, su elemento básico.

Existe en relación con esto un hecho muy importante: las luces más altas se consiguen dejando sin tocar las zonas de luz, es decir, logrando espacios reservados donde el agua coloreada no toque el papel. O sea, donde deba ir una zona de claridad, como pudieran ser nubes blancas en un cielo azul, se dejará intocada dicha zona o sólo se cubrirá de agua pura.

Esto nos conduce a pensar y concebir las cosas en términos muy distintos a otras técnicas de pintura en las cuales se utilizan colores cubrientes, se "llenan" todos los espacios con pigmento y en primera o última instancia las luces se pintan con blanco o pigmento aclarado.

En el caso de la acuarela esto es muy distinto, pues se debe pensar en términos de espacios reservados, los cuales son en cierta manera tanto o más importantes que los cubiertos de pigmento. Para ser más exactos, "lo no pintado es a veces más importante que lo pintado". Esto conceptualmente nos acerca a una forma muy interesante de apreciar el mundo y las cosas y que el acuarelista comprende inmediatamente desde el primer momento en que comienza a pensar en términos de los claros reservados.

Muchas de estas formas de aplicación han sido usadas desde la antigüedad por los chinos, pioneros de la pintura al agua e inventores del papel, soporte básico de la misma, y más tardíamente por los japoneses, por influencia de los primeros.



Pero volvamos al concepto sutil del "hacer no haciendo". Es aquí donde está la significación del "claro reservado". El pintar no pintando que caracteriza al arte de la acuarela, quiere decir cubrir no cubriendo. El concepto de "vacío", típico del arte oriental, es el mismo en cuanto a técnica que el de la acuarela. Esto explica el porqué el arte Zen en el Japón antiguo utiliza la pintura al agua como expresión de una posición filosófica en la que el vacío no es sinónimo de "ausencia de cosas" sino todo lo contrario: plenitud.

Y aunque el acuarelista no tenga el más absoluto conocimiento del Zen, en el momento en que su pincel deja de tocar el papel en determinada zona y piensa y comienza a "sentir" la importancia de los claros reservados, de los "vacíos", su forma de apreciar y componer va acercándose enormemente a los antiguos principios del arte Zen.



Aquí está la esencia de la pintura al agua: en dejar que el fondo deje "hablar" a las formas; en que el blanco del papel, el "vacío" dé consistencia a los sólidos, reconociendo la importancia de lo no pintado.

(Recomiendo un Ensayo muy interesante de Daniel Peña para continuar conociendo esta técnica apasionante)


Para ver más Acuarelas:
Watercolors





Pin It

lunes, 3 de octubre de 2011

Nueva Web-New Site


Hoy es lunes, empieza la semana y comienza una nueva andadura.
Desde aquí os presento a la "hermanita mayor" de este Blog, que ya está disponible en la versión 1.0.
Una web más elaborada y más completa que será mimada con ilusión, y renovada cada vez que algo se pueda mejorar. De hecho, ya estoy con la versión 2.0.... 

Espero que sea otro elemento de comunicación e interacción y os invito a visitarla. 

Un abrazo muymuygrande y gracias a todos los que me acompañáis y que alguna vez, navegando por estos mares digitales, habéis surcado sus océanos para fondear unos instantes en esta isla.

Larga vida y buenos vientos a todos.


miércoles, 28 de septiembre de 2011

Je vois la vie en vert.

Je vois la vie en vert

Andalucía es conocida por tener la tradición cerámica más antigua de Europa, con un estilo anclado en su rico pasado islámico. Cuando caminas por el centro histórico a menudo tienes la clara sensación de que esa tradición artística ha sido forjada con fuerza en el pasado. “Lo que ocurre con las cerámicas populares es que a veces se vuelven tan turísticas que te pueden resultar cargantes”, escuchas decir a los artesanos...“Con la entrada de la cerámica china y con la cultura de todo a euro en textiles, calzado y demás, la cerámica se ha visto perjudicada. Como la cerámica del siglo XXI es tan utilitaria, ha salido toda seriada y ha bajado la valoración”, explican.

Sirvan estas fotos como homenaje a los ceramistas que siguen explorando y experimentando como magos y alquimistas, horneando a diferentes temperaturas y creando esmaltes con minerales y otros materiales tan inesperados como el cobalto o el hierro, o incluso la ceniza de plantas y árboles.
Cerámicas decoradas con el bello modelo de los azules del cielo, los rojos de la Alhambra, los verde y amarillos del bosque, los dorados de los albores y crepúsculos del día, los nacarados de la Sierra... hay donde mirar y donde llenarse de luz y color para trabajar y poder combinar, con el arte que lo hacen ellos, la paleta de belleza que deslizan en las brillantes superficies de su cacharrería.

Cerámica1

Para que nunca dejen de hacer magia y podamos peregrinar de puesto en puesto mirando siempre con asombro, y recorrer con los ojos el alma de los objetos que otras manos moldearon.

lunes, 19 de septiembre de 2011

ACRYLIC IMAGE TRANSFERS

Que nunca falten los deseos.


Paisaje con Mar y Palmeras


El mar y un chapuzón en sus tibias aguas, un baño de sol y la visita de los delfines.
Pasear por las noches entre la luna y la fluorescencia marina, o dormir arrullada por el azul y el sonido del baile de las palmeras.
Que en ocasiones el piqueteo de una lluvia incesante me vuelva triste y melancólica, que la influencia del mar y el viento me convierta en persona capaz de insistir una y otra vez para mejorar y que la vegetación densa y tropical me recuerde la persona dulce y amistosa que quiero ser.




CÓMO TRANSFERIR IMÁGENES CON MEDIO BRILLANTE

Para transferir una imagen utilizando el medio acrílico brillante debemos seguir lo siguientes pasos:

  • Creamos la imagen en el papel de transferencia. Lo podemos hacer mediante fotocopia, impresión láser o dibujando con tinta impermeable. 
  • Cubrimos la cara de la imagen con medium acrílico brillante. 
  • NO debemos cubrir el reverso del papel. 
  • Dejamos secar. 
  • Cubrimos la superficie dónde vamos a transferir la imagen con el mismo medium acrílico brillante.
  • Dejamos secar la superficie de recepción. 
  • Planchamos la imagen boca-abajo en la superficie de recepción.
  • Quitamos el papel de transferencia frotando suavemente con un paño de algodón humedecido en agua. 

ACRYLIC IMAGE TRANSFERS

To transfer an image using gloss acrylic medium follow these steps:
  •  Create image on Image transfer paper.
  •  Cover the face of the image with gloss acrylic medium. Do not cover back of image transfer  paper.
  •  Allow to dry.
  •  Coat the surface which is to receive the image with gloss acrylic medium.
  •  Allow receiving surface to dry also.
  •  Iron image face-down into receiving surface.
  •  Wash away Transfer paper by rubbing with water and woven cotton cloth.
You should end up with type or image you wish to transfer affixed to receiving surface w/o obscuring the sorrounding background.

viernes, 9 de septiembre de 2011

NOT a WORD

Not a Word


En la serie "NOT a WORD"  mediante la composición y un vocabulario visual personal y colorista he querido plasmar la importancia de la mirada y de los ojos en la vida.

No sólo he mirado al que mira sino que he “escuchado” lo que unos ojos me dicen.

“Comunicar”: hacer saber a uno una cosa. Hacer partícipe a otro de lo que uno sabe.

Transmitir sentimientos, costumbres, momentos…

Tratar con alguien de palabra en viva voz o por escrito.

“Ojos”: órgano de la vista en los hombres y en los animales. Órganos con la propensión natural a comunicar a otros sentimientos, ideas, sensaciones…
                
           comunicar(se):
            anunciar(se)
            difundir(se)
            infundir
            notificar
            participar
            relacionar(se)
            transmitir
            conversar

“Mirada”: acción o efecto de mirar. Vistazo, ojeada.


Té con palmeras

Cuando nos comunicamos de una forma no verbal la batuta la llevan los ojos…

Con ellos examinamos, contemplamos, buscamos, reflexionamos, averiguamos, aconsejamos o desaconsejamos, prohibimos o concedemos, aprobamos, pedimos ayuda, o la ofrecemos, expresamos nostalgia o contagiamos alegría.

También lloramos y mostramos asombro o hasta infundimos miedo o nuestros ojos reflejan el miedo que experimentamos.

Demostramos amor y participamos nuestro deseo…

En definitiva: miramos de mil modos diferentes

¡En una comunicación sin palabras tantos verbos aparecen cuando lanzamos miradas!

Por ello en mi obra la única boca que aparece, está cerrada.

Son los ojos los que comunican.

Estampación Digital sobre papel de Grabado B.F.K. de RIVES, acrílicos y collage de diferentes materiales con la eliminación de adhesivos líquidos en el proceso de producción.